CABRAL: Escuela Elsa C. Fernández gradúa técnicos informática

Cabral.- El exsenador de la provincia de Barahona, José González Espinosa y presidente de la Fundación Fabio Cárdenas, quien creó la Escuela de Informática “Profesora Elsa C. Fernández”, encabezó el acto de graduación de 87 técnicos en esa importante área del saber.
El acto de investidura, fue encabezado, además, por el director ejecutivo de la Fundación Fabio Cárdenas, el Director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Rodolfo Coiscou Duvergé, la directora Gladis Esther Féliz Espinosa, así como importantes personalidades de aquí. Con la graduación de 87 nuevos técnicos, el centro fundado en 2006, mediante decreto 0346-93, han sido entregados a este municipio, El Cachón, La Lista, El Naranjo, Cristóbal, Las Salinas, El Peñón, Jaquimeyes, Palo Alto, Fundación y Santa Cruz de Barahona, 855 técnicos en informática. 
Gonzales Espinosa, quien tuvo a su cargo las palabras centrales del acto de investidura, felicitó a los nuevos técnicos en informática, a quienes prometió, así como a esta comunidad que la escuela formará en otras aéreas del saber técnico profesional, proyecto para el que dijo se dan los pasos pertinentes que, dijo impactará positivamente al municipio. El también Director Ejecutivo del Fondo de Promoción a las Iniciativas Comunitarias (Procumunidad), resaltó la importancia para el municipio y comunidades adyacentes de la Escuela Elsa C. Fernández, debido a que los casi mil jóvenes que han sido formados desde su fundación han podido insertarse en el mercado laboral de la región, así como el país.
“Es importante porque no solo crea las capacidades en un área tan importante del conocimiento humano, que ha venido a revolucionado el pensamiento global, sino porque los profesionales y técnicos no solo son preparados porque los demanda el municipio, así como la región, sino porque logramos insertarlos al mercado laboral”, dijo. El exlegislador de la provincia de Barahona, afirmó que cuando se logra insertar a un joven al mercado laboral y comienza a ser productivo, no solo cambia individualmente, sino que se crean las condiciones para desarrollar las potencialidades de bienestar sus familias y de las comunidades, así como el fomento del desarrollo económico local.