Todo lo que se dice y se sabe sobre la Hookah

SANTO DOMINGO. La aprobación en dos lecturas consecutivas por parte de la Cámara de Diputados al proyecto de ley que prohíbe el uso de la hookah o narguilé en lugares públicos y privados, reaviva el debate sobre los efectos que produce en el corto, mediano y largo plazoen la salud de sus usuarios que, de acuerdo a una medición realizada por Gallup Dominicana, ronda el 66 % de los jóvenes de entre 18 y 24 años de edad.

La pieza fue reintroducida luego de que perimiera en el Senado en la pasada legislatura.

Pero, ¿es realmente la hookah un foco de infección de enfermedades respiratorias y cardiovasculares?

Un estudio realizado por la Sociedad Dominicana de Cardiología indica que fumar hookah es significativamente perjudicial para la salud, pues en una “sesión de pipa” de una hora, se inhala 200 veces el humo de un cigarrillo, situación que largo plazo podría traducirse en cáncer pulmonar, cáncer oral, hipertensión y dependencia a la nicotina, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otro factor que incrementa el riesgo de muerte y de contraer infecciones respiratorias con la hookah es la adición de sustancias prohibidas (drogas) al cenicero, así como la toma de bebidas energizantes y de alcohol en la denominada “sesión de pipa”, precisa el estudio.

A principio de año la entidad recomendó al Ministerio de Salud Pública vigilar el crecimiento del consumo del artilugio en la población joven por considerarlo “una epidemia”.

Atendiendo a la recomendación, el 12 de abril del año en curso, la institución, mediante la resolución 03-2017, prohibió el uso del narguilé a menores de edad y al público en general en lugares cerrados; y la promoción del dispositivo en las cercanías de centros de enseñanza.