Dorian se encamina ahora hacia los Estados Unidos

MIAMI.- El huracán Dorian se debilitó al acercarse más a la costa de Florida, y eso, hasta cierto punto, ha traído alivio a la importante industria turística del estado.

Para el mediodía de ayer, Dorian se degradó a un huracán categoría 2 y los meteorólogos redujeron la amenaza de un golpe directo contra Florida.

Aun así, a más de 2 millones de personas en Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, les recomendaron desalojar. Ayer, partes del parque de atracciones Walt Disney World en Orlando, Florida, cerraron temprano.

Los aeropuertos en Orlando y Palm Beach seguían cerrados y la mayoría de los vuelos en Fort Lauderdale también se suspendieron.

Florida representaba la mayoría de los 1,800 vuelos cancelados para la media tarde en la costa este. “En general, parece que nos libramos de una buena”, dijo ayer Sean Snaith, director del instituto de pronóstico económico de la Universidad del Centro de Florida.

La gran catástrofe

Dorian causó la “peor catástrofe” en la historia de Bahamas, donde unas 60,000 personas necesitan asistencia y al menos 5 han muerto, según cifras provisionales de su Gobierno.

Hasta ahora se ha conocido que el 60 % de la superficie de la isla de Gran Bahama, en el noroeste del archipiélago, se encuentra bajo el agua a causa de las marejadas y lluvias provocadas.

Sin embargo, el Centro Nacional de Huracanes redujo la amenaza de golpe directo a Florida. En lugar de eso, se esperaba que la tormenta rozara Carolina del Sur y probablemente Carolina del Norte mañana o viernes.

El aeropuerto de Freeport, capital de Gran Bahama, se encuentra sumergido bajo el agua, menos el último piso.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, dijo que el Gobierno de Bridgetown está preparado para ayudar urgentemente a Bahamas, tras expresar su profunda tristeza por la “tremenda devastación y sufrimiento del pueblo”.

Dijo que todo está listo para enviar personal y equipo de la Fuerza de Defensa de Barbados.

Mottley responsabilizó al cambio climático de estos desastres naturales.

El primer ministro de Granada, Keith Mitchell, al igual que sus otros colegas ha estado en contacto con su colega de Bahamas, Hubert Minnis.
Grandes daños

María e Irma, los huracanes continuos en el Caribe y Florida de 2017, causaron 140,000 millones de dólares en daños.

El huracán más perjudicial en la historia de Estados Unidos fue Katrina, en 2005, que inundó Nueva Orleans y mató a más de 1,800 personas.

Acciones  preventivas

—1— Apoyo
Organización de Turismo de Caribe activa fondo de ayuda a Bahamas por los destrozos del huracán.

—2— Medida
La situación en que el huracán Dorian dejó las Bahamas debe recordar a la región del Caribe la necesidad de construir viviendas más resistentes.