SANTO DOMINGO.- La transnacional AES ha desarrollado una relación muy especial con República Dominicana, pues muchas de sus iniciativas en este territorio sirven como ejemplo a exhibir en otros países de la región en la que tiene presencia.

Tal es el caso de Panamá, donde la empresa y sus socios locales inauguraron el año pasado una planta a gas natural de 380 megavatios con una inversión de 1,150 millones de dólares y el fin de semana pasada inauguraron lo que será el primer hub de gas natural de Centroamérica, con un tanque de almacenamiento de 180 mil metros cúbicos.

El modelo es muy similar al implementado en República Dominicana, donde AES se ha establecido como el referente en la utilización del gas natural para la producción de energía y suplidor de ese combustible para uso industrial y para que otras empresas que generen energía.

La terminal de gas natural de AES ha sido un modelo para otros países de la región.

La terminal de gas natural de AES ha sido un modelo para otros países de la región.

La transnacional de capital estadounidense en la actualidad es uno de los principales actores del mercado eléctrico dominicano.

Sus ejecutivos y el cuerpo técnico han analizado todas las aristas de esa área de la economía y unas de sus conclusiones es que ya en 2023 la matriz de generación base habrá prescindido de los derivados del petróleo.

El presidente de AES Dominicana, Edwin de los Santos, explica que con la entrada en servicio de las dos plantas a carbón de Punta Catalina, con capacidad para generar 752 megavatios entre ambas unidades, la reconversión a gas natural de los 300 megavatios de CESPM, así como la entrada en servicio de varios proyectos eólicos y fotovotáicos harán que República Dominicana prescinda de los derivados del petróleo para generar electricidad.

La reconversión

De los Santos, el primer dominicano que preside una de las filiales de AES, entiende que todo ese proceso de reconversión ya empieza a tener un impacto positivo en el mercado eléctrico, pues se proyecta una reducción en el costo de generación entre 20 y 25%, lo que permitiría al Gobierno un desmonte de parte del subsidio eléctrico.

Para el ejecutivo del consorcio energético, la materia pendiente del sector eléctrico dominicano es mejorar la eficiencia en la comercialización, que es lo que a su entende puede lograr que finalmente la población sienta una reducción considerable en el gasto familiar en la electricidad.

Generación en el norte

En las últimas semanas se ha puesto sobre el tapete la posibilidad de construir una terminal de gas natural en la Línea Noroeste y eventualmente una central de generación de energía con ese mismo combustible para mil megavatios.

Aunque la iniciativa está impulsada por Estados Unidos, y que AES es de capital estadounidense y la que tiene el mayor “know how” (mayor experiencia) en el mercado del gas natural en el país, no le seduce el proyecto por entenderlo poco estratégico.

Estados Unidos firmó un acuerdo con el Ministerio de Energía y Minas para financiar un estudio de factibilidad para la instalación de una terminal de gas natural en la región Norte del país y la posible instalación de unos mil magavatios a base de ese mismo combustible.

De los Santos considera más viable que en la zona del noroeste se invierta en energía limpia, como la solar y la eólica. Entiende que instalar, por ejemplo, 400 megavatios y una terminal de gas natural sería una inversión ineficiente que finalmente tendría que pagar la población.

Al preguntársele si AES participaría en una licitación para producir energía en el noroeste a base a gas natural, De los Santos respondió que por ahora no le ven sentido económico.

“A lo que le vemos sentido económico en esa región es a la energía renovable”, puntualizó el presidente de AES Dominicana.

Explicó que los niveles de demanda que tiene en la zona se puede suplir con energía renovable y con relación al suministro de gas natural para la industria señala que en la actualidad llega al que demanda la zona por lo que no ve razonable el costo de la inversión.

De los Santos manifestó que prefieren abordar el tema con prudencia, por temor a que se interprete que su posición pueda estar relacionada con el temor a que entren otros actores al mercado del gas natural en el país.

insistió en que el país debe considerar la eficiencia de la inversión, porque al margen de donde provenga el capital, finalmente es el país (a través del mercado eléctrico) el que termina pagándolo.