BUENOS AIRES.-El cierre de fronteras, la suspensión de clases y vuelos, así como la instalación de hospitales móviles, son varias de las medidas que imponían los gobiernos en América Latina para frenar el avance del nuevo coronavirus y evitar el sombrío escenario que la pandemia ha causado en Europa.

Los presidentes de las naciones del Foro para el Progreso de América del Sur, PROSUR, integrado por Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, además del canciller de Brasil, sostuvieron una videoconferencia ayer y acordaron impulsar compras conjuntas de insumos médicos para obtener mejores precios y facilitar el retorno de los nacionales a sus respectivos territorios, informó la presidencia chilena.

América Latina registra hasta ahora más de 800 contagios y 12 muertos. Luego de reportar que los casos de coronavirus se duplicaron en menos de 24 horas –de 75 a 156–, el gobierno chileno determinó cerrar sus fronteras a partir del miércoles. De acuerdo con las autoridades de salud chilenas, de los contagiados, dos están graves y conectados a un respirador artificial, un hombre de 44 años y una joven de 22.

“Hemos decidido cerrar todas las fronteras terrestres, marítimas y aéreas para el tránsito de personas extranjeras“, señaló el mandatario Sebastián Piñera, quien advirtió que quienes no cumplan la cuarentena obligatoria se arriesgan a multas e incluso la cárcel.

El aislamiento domiciliario por 14 días rige para pasajeros chilenos o extranjeros provenientes de zonas de riesgo como Italia, España, Irán y China.

También se prohibió recalar a los cruceros. La creciente preocupación por la pandemia provocó que decenas de personas impidieran que pasajeros de un crucero, anclado frente a Punta Arenas, 3.000 kilómetros al sur de Santiago, abandonaran el muelle con destino al aeropuerto local.

Argentina, con 56 infectados -entre ellos dos fallecidos-, amaneció con sus fronteras terrestres cerradas y las clases suspendidas en todos los niveles, y por la tarde el portavoz del canciller argentino Felipe Solá confirmó que el encargado de negocios de la embajada argentina en Venezuela, Eduardo Porretti, tiene coronavirus y que lo contrajo en Caracas. No quiso brindar detalles.

Porretti está a cargo de la embajada ya que el anterior presidente Mauricio Macri habría retirado embajador por considerar ilegítimo al gobierno de Nicolás Maduro.

En Argentina los mayores de 60 años gozan de licencia y cuentan con horarios de atención específicos en bancos y centros de salud.

Los Parques Nacionales permanecen clausurados.
Las autoridades analizaban otras medidas que anunciarán a lo largo de la jornada.

El ciclo del virus

—1— Entrada
El coronavirus entró por Europa a Latinoamerica.
—2— Fronteras
Diversos países de suramérica cerraron sus fronteras comunes.
—3— Retorno
Aerolíneas Argentinas estará habilitada a llegar a Estados Unidos para traer a los argentinos que quieran regresar al país.