SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- En más de un 80 por ciento se cumple la huelga de 24 horas convocada por organizaciones populares en las 14 provincias de la región Norte en reclamo de varias manos.

Los convocantes relaman rebaja de precios de la canasta familiar, de los combustibles y electricidad, que el Gobierno detenga la construcción de las presas hidroeléctricas en Las Placetas y Boca de los Ríos y aumento general de salarios en los sectores públicos y privados.

Asimismo, demandan servicio generalizado y eficiente de agua potable, tuvieron el medio ambiente y los recursos naturales, construcción de hospitales, acueductos, escuelas, aceras, contenidos y carreteras.

El paro afecta el comercio, el transporte, centros educativos y otras actividades, mientras las calles amanecieron con amplio patrullaje militar y policial.

En San Francisco de Macorís la actividad del comercio y labores es nula y se han reportado quemas de neumáticos y disturbios.

La noche del domingo en ese municipio resultó con un balazo en la cabeza del joven Jesús Alexander, de 22 años, en un supuesto enfrentamiento entre encapuchados y policías.

El dirigente social de San Francisco de Macorís, Joel Santos, dijo que «a pesar de la militarización total de los pueblos del Cibao, el paro sigue tal y como se había planificado».

Otros líderes denunciaron que algunos disturbios son provocados por personas que no pertenecen al movimiento para desacreditar la jornada.

En Santiago Oeste, en la noche del domingo se registraron saqueos y quemas de neumáticos.

El sector transporte se sumó al paro, por lo que cientos de personas tendrían que trasladarse a pie a sus trabajos.

En Moca, la huelga se cumple en aproximadamente un 90%, en el municipio de Esperanza, de la provincia Valverde, la zona fue militarizada para prevenir desórdenes.

Compartir