SANTO DOMINGO.-El Ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, estima que en las elecciones del próximo cinco de julio no sucederá nada diferente en el comportamiento del COVID-19, de lo que ocurre cuando la gente diariamente se aglomera en los establecimientos.

A su entender, lo que se vislumbra con las previsiones que está asumiendo la Junta Central Electoral (JCE) para efectuar el certamen electoral, es que el organismo va en la dirección correcta.

Manifestó que no hay motivos para suspender nuevamente las elecciones presidenciales y congresuales, ya que el protocolo preventivo de la JCE luce bien organizado.

“Siguiendo el cuidado por parte del personal que trabajará en la mesas de votaciones y el comedimiento de la ciudadanía, al día de hoy no vemos motivos para que no se puedan celebrar”, dijo.

Además, reiteró que hay que esperar los efectos de la reapertura, a fin de medir el comportamiento del virus en el país, el cual indicará si hay que retroceder o avanzar en la desescalada.

Insistió que el COVID-19 no ha desaparecido en el país, por ello dijo que es necesario mantener la responsabilidad social de evitar la cercanía física, no dejar de usar las mascarillas y reforzar las medidas de higiene.

“Hay que cumplir con el deber de mantener las medidas de precaución contra el COVID-19, para que podamos continuar aperturando la economía, restablecer la vida social y reduciendo el contagio, de manera que el virus llegue a ser una enfermedad de poco cuidado en el país”, indicó.

Según el boletín 69, en el día de ayer ocurrieron seis nuevos fallecimientos a causa del virus, con la cual se acumulan 474 defunciones.

Los nuevos contagios que se produjeron ascendieron a 459, para un acumulado de 15,723 casos confirmados, 8,790 recuperados y los casos activos son 6,459.

El facultativo hizo un llamado a los jóvenes a aumentar las medidas de autoprotección para evitar contaminar a la población mayor de 60 años de edad o de alto riesgo, debido a que la media de edad de los contagiados es de 45 años.