Integración de municipalidad fortalece demandas contra el Consorcio Azucarero Central.

0
19

POR RAMON ANTONIO MEDINA, EL PALMAR: La integración de la municipalidad a los reclamos por el cese de lo que califican como un atropello a los pequeños productores de la zona cañera por parte del Consorcio Azucarero Central, (CAC), fortalece los reclamos, que en los últimos días han venido realizando organizaciones comunitarias y campesinas de la Región Enriquillo.

La mañana de este miércoles, municipios y Juntas Distritales de la zona de incidencia del CAC y de otros puntos de la Región, se dieron cita y se congregaron en el local de la Junta Distrital de El Palmar, fijando posición sobre la situación por la que atraviesan las comunidades de la zona y definiendo una serie de medidas a implementar.

Con dichas medidas buscan que la entidad arrendataria del Ingenio Barahona, cese con las acciones “hostiles” que manifestaron, ejerce en contra de autoridades locales y pequeños productores, incluidos los Directores de la Junta Distrital de El Palmar y Batey 8: Ariel Andrés Seleni y Miguel Antonio de los Santos Castillo.

Tras recibir una delegación de la Asociación de Municipios de la Región Enriquillo, integrada por los alcaldes de Tamayo, Jaquimeyes, Mella, Jimaní, junto a los Directores de los Distritos Municipales de Mena, el Limón, Monserrate, Batey Ocho y la representación del Municipio de Vicente Noble, acompañados por Oneida Feliz Medina, en representación del Presidente de la Asociación de Municipios de la Región Enriquillo (ASOMURE), Mictor Fernández, Alcalde del Municipio de Barahona, el Director del Distrito Municipal El Palmar, acogió a la delegación, detallando pormenorizadamente las acciones que en contra de este territorio ha ejercido el CAC.
Estuvieron presentes en el encuentro, además, Manuel Pérez, del Centro de Promoción Campesina Lemba; el Consejo de Desarrollo de Jaquimeyes; la Asociación de Productores de El Aguacatico y otras organizaciones agropecuarias y sociales de la zona cañera y de la Región.

La Directora Ejecutiva de ASOMURE, califico la problemática de la zona cañera como un mal que trasciende la destrucción de propiedades, pues se trata de la privación de derechos tan fundamentales como el derecho a la alimentación, el derecho a un ambiente sano y saludable, el derecho al sano y libre esparcimiento, entre otros derechos que son vulnerados a la población que vive en el entorno de las comunidades en la zona de incidencia del Consorcio Azucarero Central, además de una secuela de daños que provocan al Medio Ambiente.

Entre las acciones a poner en marcha y que servirán para fortalecer los reclamos, figuran una marcha regional que se realizará próximamente, varios sentones en diferentes lugares y la firma de un documento que pondrá en contexto el grave daño ambiental y la contribución a la pobreza extrema que dijeron, aporta el CAC.

Además de unificar las ideas y propuestas que permitan fortalecer las demandas plantadas en el marco de las acciones ejecutadas contra las acciones de la entidad.

Acompañaron la actividad, también, el Cura de la Parroquia San Martin de Porres de la zona cañera; Teodoro Matos Custodio, de la Confederación de Pastores de la Cuenca del Yaque, entidad que aglutina unos 107 pastores, quien saludo la iniciativa de la actividad y resaltó que es importante la integracion de todos para luchar contra lo que calificó de” Pulpo” con el que hay que lidiar, que demanda la unidad de todos los sectores.