La Coalición Enriquillo, conjunto de organizaciones sociales, religiosas, comunitarias y profesiones de la región Enriquillo y el comité de protección de comunidades afectadas por la construcción de la presa Monte Grande culparon al gobierno de no cumplir con la promesa de reubicarlos ante el desalojo por la construcción de la presa Monte Grande.

Leonardo Mercedes, vocero de la Coalición, afirmó que el compromiso que hizo el Estado dominicano a través del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indhri), de que las familias que fueron desalojadas serían indemnizadas por los daños y que serían reasentados para su sustento económico y que hasta la fecha “nada de eso se ha cumplido”.

Asimismo, Santo Esteban, presidente del comité de protección y defensa de desalojados por la presa de Monte Grande, dijo a Listín Diario que muchos de los productores se quedaron sin tierra y que el gobierno actual ha violado tres contratos que, según Esteban, tienen con ellos.

“Ellos pretenden inaugurar la presa sin antes preparar la tierra para la reubicación agrícola”, dijo Esteban.

Marcia Méndez, quien pertenece también al comité de protección de comunidades afectadas, relató las vicisitudes que los trabajadores de la tierra han tenido que pasar luego del desalojo, alegando que muchos tienen deudas en bancos, colmados y que su único medio de sustento era la producción. . agrícola, sin embargo hace aproximadamente 14 años que sus parcelas les fueron quitadas para llevar a cabo el Proyecto Múltiple Presa de Monte Grande.

“Yo como madre estoy muy preocupada por la situación, ya que no haber medio de producción las personas pueden salir a delinquir en medio de su desesperación”, señaló Méndez.

En una visita al Listín Diario, el líder de la comunidad les hace un llamado a las autoridades de lugar que antes de la inauguración ellos evalúen las plantaciones agrícolas que faltan, “  porque de lo contrario no vamos a participar de la inauguración”. Tilda de engaño que el presidente haga la inauguración sin que antes se haya cumplido “con nosotros”.

Manuel Antonio Pérez, otro líder comunitario, mostró su preocupación ante el consumo de agua por parte del Consorcio Azucarero Central.

“Más de 400 mil tareas que hay de producción el 70% es del Consorcio Azucarero Central, si el consorcio esta utilizando el 70% del agua del río Yaque del Sur igualmente van a utilizar el 70% de la presa”, expresó.

La falta de acción por parte de las autoridades ha agudizado la desesperanza y la frustración en esta comunidad. Muchos de los afectados han perdido sus medios de vida y luchan a diario para asegurar el bienestar de sus hijos. La promesa de una reubicación digna y justa parece lejana, y la sensación de injusticia crece con cada día que pasa.

Los Güiros, La Meseta, San Simón, Manzanillo, Boca de la Mula, Hato Nuevo. Fueron desalojadas para darle paso al proyecto Monte Grande.

Del mismo modo, manifestaron que han pasado tres presidentes y cuatro procesos electorales y que “ninguno le ha cumplido”.

Según el vocero de la Coalición Leonardo Mercedes hay más de 700 mil tareas que tienen la capacidad para producir que solo necesitan las condiciones de lugar para sacarla “hacia delante”.

También, le hizo un llamado al presidente Luis Abinader para que “honre su palabra” y esperan a que antes de las elecciones les responda su llamado.

Serapio Ferreras señaló que las personas que antes producían a través de las tierras ya no saben a dónde ir y que con ese medio de sustento padres de familias lograron sacar sus hijos hacia delante ayudándolos para que sean profesionales pero ya hoy “no saben qué hacer” .

A pesar de la adversidad, estos individuos se han unido en una causa común, exigiendo que se cumplan las promesas hechas por el gobierno.

“La unidad es la fuerza para nosotros convertir la vida de hambre y de miseria como pequeños agricultores para crear riquezas para convertirlo en fuente de empleo para la agricultura”, palabras de Manuel Antonio Pérez.

CULTIVOS

Antes del desalojo la tierra producía diferentes cultivos entre ellos; yuca, limón, maíz, tomates, melón, berenjenas, batatas y plátanos siendo estos últimos el principal y también la crianza de animales.

NO ASISTIRÁN A LA INAUGURACIÓN

Por incumplimiento con las tierras campesinos dijeron una vez más que no acudirán a la inauguración de la presa. Los campesinos recalcaron en varias ocasiones que no ayudaron y que para ellos eso sería un acto “bochornoso”.

Concluyeron diciendo que ningunos de los puntos acordados se ha cumplido y por esose sienten engañados por quienes dirigen el Estado dominicano.

Compartir