Santo Domingo.- El jurista Mario Furcal hizo un llamado al Ministerio Público para que actuara en contra del presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), Miguel Surún Hernández, quien ha utilizado esa entidad con multas pecuniarias para su beneficio personal, cometiendo diversos crímenes, delitos y actos de corrupción.

“Le pedimos al Ministerio Público que actúe contra Miguel Surún Hernández. Que no siga haciendo el papel de cómplice encubridor de este delincuente que preside el Colegio de Abogados”, expresó.

Furcal aseguró que el Colegio de Abogados, de una entidad de naturaleza estrictamente gremial, derivaba, en su cúpula bajo la dirección del Surún Hernández, en una asociación de malhechores, prevista como crimen en los artículos 265, 266 y 267 del Código Penal.

Planteó que Surún Hernández se ha dedicado “a instrumentalizar el Colegio de Abogados para, bajo la ley de Adam Smith, realizar prácticas corruptas como lo es la de vender acusación y sentencias disciplinarias falsas como ha ocurrido con numerosos abogados que han sido arbitrariamente condenados por el Tribunal Disciplinario, instrumento lacayo de Surún”.

Furcal denunció que Surún Hernández haya comprado para su uso personal cinco inmuebles por un valor de 119 millones de pesos en la provincia de La Altagracia (Higuey).
Además, dijo que ha realizado conferencias y diplomados para pretender justificar el desfalco de sumas millonarias por la orden de los 300 millones de pesos.
Denunció que Surún Hernández tiene una compañía offshore en un paraíso fiscal como Panamá (el país de los famosos `Papeles de Panamá`).
Furcal cuestionó que un stand del CARD para una Feria del Libro que a lo sumo debería costar aproximadamente 150 mil pesos, según Surún Hernández, supuestamente salió por cuatro millones de pesos.
Precisó que la negativa de Surún Hernández a que la Cámara de Cuentas audite su gestión al frente del Colegio de Abogados “se debe a su temor de que toda esa podredumbre sea constatada por los auditores de esa institución estatal”.

Manifestó que, además, que Surún Hernández, ha alquilado el Colegio de Abogados para usarlo como instrumento de presión. Indicó que esto ocurrió en el caso de la abogada Anibel González en San Pedro de Macorís, donde el actual presidente del CARD llevó un grupo de abogados a vociferar consignas en el salón de audiencias del Palacio de Justicia para presionar al tribunal a fin de que le concediese la libertad bajo fianza a su esposo agresor, cosa que logró, e inmediatamente en libertad, el esposo procedió a matar a Anibel González.
“Es decir, que Miguel Alberto Surún Hernández no sólo está manchado por la corrupción, sino también por la sangre de esa abogada víctima de ese feminicidio que se produjo gracias a él y su instrumentalización del Colegio de Abogados para fines pecuniarios para su provecho personal” , afirmó.

Compartir