Por: Faustino Reyes Díaz

NEIBA.- A pesar del alcalde José Darío Cepeda, garantizar que no haya cancelaciones disponibles durante el tiempo que dure la emergencia por el COVID-19, empleados del ayuntamiento, denunciaron que fueron despedidos injustamente.

El ejecutivo del municipio cabecera de la Provincia Bahoruco, justificó la separación de varios servidores de su administración, alegando que no estaban cumpliendo con sus labores.

Este viernes, empleados hacían filas en el cabildo buscando el pago del mes de mayo. Otros mostraban cartas de cancelación por alegadamente faltar a sus labores, argumento que negaron.

Los afectados, aseguraron que nunca se ausentaron de sus labores y en el caso de algunos jardineros, aseguraron que trabajaban los siete días de la semana.

“Me cancelan la falla por incumplimiento de mi trabajo y el lunes estaba podando una mata en el ayuntamiento y estamos apodando en la avenida”, dijo con su carta de cancelación en manos, el jardinero Julio Román.

Carlos Alberto Cuevas, es otro de los cancelados “en ningún momento él renunció ni faltó a mi trabajo, solo que ellos han puesto lo que ha querido porque yo no soy de su partido”, dijo.

Justificación

Los despidos, fueron justificados por la Alcaldía en un momento que garantiza la disposición del Ministerio de Administración Pública, que prohíbe las cancelaciones en medio del estado de emergencia.

José Darío Cepeda, reitera que los cancelados no cumplieron con su trabajo y, aseguró, que una parte de los que reclaman pago y no laboraban en el cabildo, cuando comenzó el pasado 24 de abril la presente gestión.

“Ahí hay personas, que en la gestión pasada les suspendió el pago por incumplimiento de trabajo, no puedo caer en eso de pagarle a la gente que no está trabajando”, dijo el funcionario.