SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- Este lunes se trasladó al escenario judicial un enfrentamiento que permitió el alcalde de esta ciudad Abel Martínez y los nuevos funcionarios del ayuntamiento del recién creado distrito municipal Santiago Oeste.

Martínez, quien es dirigente del gobierno Partido de la Liberación Dominicana (PLD), anunció que ha puesto en manos del Ministerio Público y la Policía “datos importantes que conducirán por el camino correcto las investigaciones sobre el incendio en el vertedero Eco Parque Rafey”.

Asegurar la responsabilidad recaerá sobre los “improvisados” de juntas distritales que responden al PRM. Al referirse recientemente a ése y otros fuegos que han afectado a los vertederos en distintas provincias del territorio nacional, Martínez reafirmó que el PRM realizó lo que calificó como un “plan desestabilizador y caótico en todo el país”, a través de alcaldías que registraron en las pasadas elecciones municipales.

Dijo que maneja informes precisos, según los cuales ¨personas particularmente contactando a gente del bajo mundo, por parte de la Junta Distrital¨, para cometer lo que consideró como ¨un atentado criminal¨.

Sostuvo que las pesquisas de las autoridades deben ampliarse a otras direcciones y no solo a lo referente al incendio en el vertedero de Rafey.

Plazo de cinco días para retractarse

Entretanto, el director de la distribución de Santiago Oeste, Proto Jacinto Báez Núñez (a) Eddy, dio un plazo de cinco días a Abel Martínez para que se retracte de las acusaciones que ha hecho contra él y otros líderes del PRM municipales.

Declaró que aunque él respeta el derecho a la libertad de expresión, el resultado es imposible no reaccionar con apego a la ley, en contra de quien “de manera infundada, ligera y sabiendas de la falsedad de sus declaraciones” ha atribuido públicamente la comisión de un hecho tan reprochable y criminal como sería incendiar el vertedero de Rafey.

Informó que ha apoderado a los abogados Jorge Luis Polanco Rodríguez, Bernardo Elías Almonte Checo, Carlos Alberto Polanco Rodríguez y Víctor Rogelio Benavides Valerio para que el accionista ante las declaraciones “agraviantes y difamatorias” pronunciadas por Martínez.