BATEY SEIS: Un grupo de organizaciones sociales de la zona cañera se movilizó la mañana de este jueves, en reclamo del cese de lo que califican atropello, por parte del Consorcio Azucarero Central, CAC, a pequeños parceleros de las comunidades cañeras.
En tal sentido, el Director de la Junta Distrital del Palmar, Ariel Andrés Seleni, dijo identificarse con la jornada, ya que tiene un alto compromiso con las comunidades y su gente, a la vez que dijo, entiende la preocupación de los que sufren en carne propia la destrucción de pequeños predios cultivados para darles el sustento a sus familias.
El Alcalde de El Palmar, repudio la destrucción de un Boulevard que construía la entidad en Batey Cinco, mas una propiedad privada de manera arbitraría en la comunidad, además de señalar que está siendo sometido a la justicia por el CAC en la fiscalía de Neiba, por lo que llama la atención del presidente Luis Abinader para que medie en esta situación y cese lo que califica de abusos por parte del emporio azucarero.
“Nosotros sentimos el compromiso, presidente Luis Abinader por favor, ponga el oído en el corazón de estos campesinos y campesinas de la zona cañera, siéntese y evalué con nosotros para buscarle una solución a la situación, porque sin la agricultura no hay vida en la zona cañera y el Palmar” dijo, en la actividad de cierre de la marcha.
La jornada pacifica, se desarrolló entre los bateyes 6 y 4, con una parada en Batey 5, donde según denunciaron, el CAC causó pérdida de unos 20 millones de pesos, de acuerdo a la Pastora Vicky Batista, con la destrucción de un parque construido por la Junta Administrativa del Distrito Municipal del Palmar y un negocio privado.
El recorrido, custodiado por agentes del Departamento de la Policía Nacional, de esta provincia, fue organizado, entre otras organizaciones, por el Bloque Campesino Sur Sur, la Articulación Nacional Campesina, El Retoño y el Comité de rescate de Los Terrenos del CEA y apoyado por la Iglesia Católica.
De acuerdo al dirigente campesino, Alberto Figuereo, la marcha no era contra del Gobierno Central, sino para denunciar al CEA y al CAC por el derribamiento abusivo de sus plantaciones y la presión para que los parceleros del Aguacatico arrenden sus terrenos.

SHARE