POR RAMÓN ANTONIO MEDINA

VILLA JARAGUA, Bahoruco: La Unidad de Coordinación de la Reserva de Biosfera Jaragua Bahoruco Enriquillo y la Fundación para el Desarrollo del Municipio de Villa Jaragua (FUNDEMUJAR) presentaron el pasado viernes, los resultados de un estudio de evaluación del manantial de este municipio.

La presentación del estudio, que estuvo a cargo de Jesús Medina, fue realizada mediante un proyecto con el financiamiento de la Agencia Alemana de Cooperación GIZ, con la finalidad de restaurar este humedal, el cual, según los expertos, hace un importante aporte a las necesidades basicas del municipio, en lo que respeta al agua para los hogares, produccion de alimento, recreacion, entre otros factores.

Emilio Méndez, presidente de FUNDEMUJAR, resalto la importancia de los manantiales, y lo que estos representan en función del aporte al ecosistema, al entretenimiento, además, a la generación de fuente de ingresos por el uso de sus aguas en la agricultura y en el uso doméstico.

La actividad de consistir en la presentación de los resultados de un estudio hidrogeólico al manantial cachón pocilga, a cargo del ING. Jesús Medina. Este proyecto es ejecutado por la Fundación Fundemujar, con el apoyo de la Agencia de Cooperación Alemana, GIZ.

Resultados

Entre las recomendaciones, luego de analizar las conclusiones obtenidas, durante el proceso de opinión favorable, a que se tomen cuenta, que partiendo del punto de vista de que, la recarga de los manantiales, Cachón Pocilga, Cachón Mamey y Cachón al Medio, proviene principalmente de las micro cuencas que se planifique un monitoreo responsable del manejo de dichas micro cuencas.

Además, mantenga los controles en el embalse, el especialista, solicitará a las autoridades competentes un control riguroso para evitar que las lluvias, descarguen sedimento, para evitar las escorrentías rápidas y mantenga una retención más prolongada del agua en las micros cuencas de la Cañada del Barro, la del Río Las Cañitas y del Río Palomino.

Manifestó, que durante los periodos de lluvias fuertes y grandes escorrentías, los manantiales se ven afectados por los arrastres, por tal razón se recomienda darle mantenimiento constante a un canal de drenaje, que se encuentra en la parte Norte de los mismos, también se recomienda que cuando se necesite una labor de limpieza o lectura de los mismos, se proceda a métodos manuales y con el mayor cuidado posible.

En cuanto al uso de las aguas de estos manantiales con fines agrícolas, se recomienda para un buen manejo de las aguas, establecer sistemas de riego que permitan economizar al máximo el recurso agua.

Las palabras de bienvenida al evento de presentación, estuvo a cargo del alcalde Ivan Medina Trinidad, mientras que en representación de la unidad de Biosfera, expuso el señor Liben Mateo, quien hizo un recuento pormenorizado, sobre la importancia de la misma.

La Reserva está ubicada en el suroeste de la República Dominicana, en la Región Enriquillo. Posee un área total de 4,858 km², que incluye los Parques Nacionales Jaragua, Sierra de Bahoruco y Lago Enriquillo e Isla Cabritos.

Después de la declaración de la Reserva, se crearon por decreto presidencial dos áreas protegidas que incluyen terrenos dentro de la Reserva: la Reserva Biológica Loma Charco Azul y el Parque Nacional La Gran Sabana.

 

Compartir